3 consejos fundamentales para el diseño de apps móviles

Al minuto de crear aplicaciones móviles surgen muchas interrogantes y posibilidades sobre como se debiese abordar el diseño de éste. En Nursoft he sido participe de proyectos en esta área y además actualmente soy el diseñador a cargo de una nueva app emergente durante todo su proceso de creación, tanto a nivel de mockup, prototipo y programación.

Les expondré principios generales, personales, que he ido adquiriendo durante mi tiempo diseñando aplicaciones móviles que pueden ser útiles para tener en cuenta en el diseño de una app.

Usuarios o publico objetivo

Lo primero y mas importante que debes considerar al momento de diseñar una aplicación, durante todo el proceso, es definir quien será el usuario de la aplicación, no diseñes solo por el diseño o para ti mismo, piensa siempre en la experiencia de usuario.

Como dice el dicho: las interfaces son como los chistes, si hay que explicarlos no funcionan.

Una aplicación tiene que ser lo más intuitiva para el usuario final posible, considerando también que no siempre se puede diseñar para todos, pero si para la mayoría. En este sentido las pruebas de usabilidad son parte integral de el diseño y eventual rediseño de la app, estas nos permiten identificar por ejemplo que vistas o funciones están siendo complicadas para los usuarios; si tiene que gastar varios minutos solo para averiguar la funcionalidad de la aplicación lo mas probable es que no la quiera vaya a utilizar.

Conoce tanto tus opciones como tus limitantes

Las ideas pueden ser buenas pero si no pueden llevarse a cabo terminan siendo solo ideas.

Si eres diseñador puedes no estar familiarizado con las limitantes u opciones que pueden existir en el desarrollo de una app. Aunque en un comienzo parezca que no es un tema que le incumba al diseñador, la verdad es que repercute directamente en el diseño, lo que se puede esperar de él y en el equipo de desarrollo. No me refiero a convertirse en un experto del código y saber todo hasta el mas mínimo detalle, pero saber información como que tipo de app es (nativa, híbrida o web) o si algunos efectos son posibles o cuanto demoran, puede agilizar los proceso y además evitar inconvenientes a futuro. No es lo mismo hacer el diseño de una aplicación que solo será para iOS a una que se vera en varias plataformas distintas, por ejemplo.

Escoge un diseño limpio

Como muchos diseñadores plantean: menos es mas, al momento de tomar decisiones de diseño intenta, en la medida que se pueda, optar por un diseño limpio.

No recargues de información ni elementos gráficos tu diseño.

Actualmente las posibilidades para los diseñadores son infinitas, pero eso no quiere decir que tengas usarlas todas. A los usuarios en general les gustan los diseños limpios e intuitivos. Esto va tanto para el sistema de navegación como para la forma que se despliega la información o contenido y todos los elementos que tendrá tu app.

Es bueno siempre intentar dar espacio y “aire” dentro de la aplicación para que no de la sensación de sobre colapso. También es importante recalcar que antes de empezar a diseñar la interfaz con su visualidad atractiva, colores, sombras y texturas que tanto nos gustan a los diseñadores tienes que hacer wireframes (ilustraciones rápidas que dan a enteder la arquitectura de la información) que te ayudaran a realizar iteraciones sencillas en la usabilidad, antes de perder tiempo diseñadolas sin necesidad.

Estos tres consejos pueden parecer generales pero en los procesos de diseño es fácil distraerse y salirse del rumbo inicial, es bueno siempre tener claro el norte y finalidad de cada proyecto. Algunas cosas que mencioné pueden parecer estar mas alejadas de lo que es, o lo que hace, un diseñador pero, a modo de reflexión personal, un diseñador móvil no se puede quedar solo en lo visual; es fundamental involucrarse en todas las etapas del proceso, o en las que más se puedan, para crear un diseño de calidad.