Maximiza la felicidad

Recursos Humanos es ese departamento de muchas medianas y grandes empresas (es raro verla en pequeñas) que hace magia, la gente dice estar más feliz, miden su satisfacción laboral e incrementa cuando hacen alguna actividad o toman alguna decisión, y así con una serie de métricas que la gerencia se siente orgullosa.

De todas formas quiero aclarar que estas no son las únicas labores de recursos humanos, sin duda alguna las labores que realizan son indispensables para una organización sana, desde las contrataciones hasta los diseños organizacionales. Les debemos mucho aunque no lo sepamos.

Un asado a fin de año, viernes de cervezas y pizzas, salidas al campo, entre otras cosas son de las típicas acciones que realizan transversalmente las empresas (pequeñas a grandes) para aumentar la satisfacción laboral, así los trabajadores se sienten más gratos y disminuyen ciertos indicadores de las empresas como la rotación, ausentismo, entre otras. Sin duda alguna estas actividades son importantes, pero no son el santo grial de la psicología laboral.

Maximicemos la felicidad de la gente que trabaja en una empresa, esa es la métrica que deberían manejar las empresas. A pesar de que haya una correlación altísima entre rentabilidad/utilidades con satisfacción laboral, ese no debería ser el enfoque.

Toda empresa requiere un diseño organizacional, este se basa en una cultura que establecen los fundadores, pero se va perdiendo en el tiempo. Si quieres una empresa exitosa y sana, comienza a pensar de verdad en el equipo que forma la empresa. Hacer asados y salidas al campo no cambia en nada la realidad de la empresa, para muchas personas ir a trabajar es una pésima noticia, cuando debería ser una gran motivación.

Nursoft - a modo de ejemplo -

El ejemplo más cercano que tengo es Nursoft, donde desde un inicio, el pilar fundamental que teníamos era tener un equipo horizontal. Nuestra cultura organizacional se basaba y se sigue basando en eso, el desafío era generar un diseño organizacional que soporte este fundamento, por lo cuál:

  • Hoy no tenemos jerarquías, las decisiones las tomamos entre todos sin importar grado académico, años de experiencia, tiempo en la empresa, todos somos iguales, sin bullshit.
  • Como no hay jefes, la disyuntiva era como la gente va a cumplir con sus labores. Ahí fue la primera vez que tuvimos que dejar de pensar en la relación causa – efecto, tuvimos que cambiar el espectador. Como no hay jefes, tu eres tu propio jefe, y como tu propio jefe, con todas las libertades que conlleva, tienes responsabilidades, por eso creamos el sistema de puntos de Nursoft el cuál, sin necesidad de autoridad formal, se controlan todas las labores de los equipos de trabajo.
  • Claro que hay liderazgos en la empresa, pero un líder es diferente al jefe, el líder se gana su status quo no se lo otorga un ente.
  • Nadie controla nada, nuestro sistema de puntos controla las responsabilidades y las irresponsabilidades, tenemos consolas, cervezas, comida y muchas otras cosas que hacen que la oficina sea un ambiente grato, todos pueden aprovechar las instalaciones sin restricción alguna.
  • ¿Utilidades? Es algo que como miembro de Nursoft entenderás de manera diferente a lo que todos entendíamos antes de entrar a trabajar acá.
  • A nadie le gusta hablar del mismo tema 45 horas a la semana por 11 meses, un equipo multidisciplinario es parte de nuestro diseño, genera dinamismo, diferentes pensamientos, bromas diversas y competencias sanas que animan el ambiente.
  • Toda persona que entra a Nursoft es parte de un equipo y un grupo humano de lujo, todos tenemos el mismo objetivo y las mismas motivaciones.

Sin duda alguna también hacemos estas cosas:

  • Días de cervezas + pizza.
  • Torneos de Smash Bros (o cualquier otro juego).
  • Asados de empresa.
  • Salidas a lugares fuera de la oficina.
  • Entre otras infinidades de cosas.

Lo que logramos hacer es tener consecuencia organizacional, no hacemos las cosas para que el equipo rinda más, lo hacemos para que seamos felices trabajando.

En términos generales

Una organización sana debe tener una cultura organizacional consecuente con sus actos, todas las actividades recreativas no son más que parches a una serie de indicadores que aterran a la gerencia o jefaturas, para evitar esas cifras incómodas, es más eficiente trabajar en un diseño organizacional coherente.

No existe una cultura organizacional correcta, existen muchas porque existen muchos tipos de personas (que tienden al infinito), pero como socio, fundador, jefe del departamento de recursos humanos, gerente o cualquier cargo alto es tu labor maximizar la felicidad de tu gente con un diseño organizacional coherente, no es por las rentabilidad, es porque es lo ético. El trabajo de todos se hace más motivante cuando el de alado esta feliz.